Vistas a la página totales

domingo, 30 de noviembre de 2014

Piedra, papel o tijera...



Somos piedra y agua en una roca mojada

Recientemente me escribían de @Paleoymas, una empresa dedicada a la paleontología y la geología, a propósito de la perífrasis con la que suelo referirme a la Tierra: la roca mojada. Bueno, supongo que cada uno tiene las suyas, y todas son aceptables siempre que huyamos del lugarcomunismo, que no es una ideología política, sino la trampa de caer en lugares comunes, circunlocuciones prefabricadas que denotan un estilo de redacción perezoso, ramplón y un poco esnob; por ejemplo, la ciudad condal (Barcelona), la marca de la manzana (Apple), sus satánicas majestades (los Stones; ¿por qué no “la banda de los dedos pegajosos”?), o uno de nuevo cuño que ha proliferado como el ébola: la formación magenta (UPyD). El periodismo deportivo, que no sigo pero que me cuelan sin remedio en la radio y la tele, es especialmente propenso a este espanto: el terreno de juego (el campo), el combinado albiceleste (que no sé ni cuál es), el conjunto hispalense (el Sevilla, y acabo de escucharlo en la radio en este preciso instante), la pena máxima (penalti), la serpiente multicolor (los ciclistas), y así. Según una cita atribuida a Voltaire, el primero que comparó a una mujer con una flor fue un poeta. El segundo, un imbécil.
La Tierra como ningún ser humano a vuelto a verla desde 1972, el año en que se tomó esta foto desde la misión lunar Apolo 17. La foto se conoce como "la canica azul". Imagen de NASA.
La Tierra como ningún ser humano ha vuelto a verla desde 1972, el año en que se tomó esta foto desde la misión lunar Apolo 17. La foto se conoce como “la canica azul”. Imagen de NASA.
En cuanto a la roca mojada, es evidente que este apelativo se explica por sí solo sin necesidad de mayor discusión; a nadie se le oculta que este planeta es un enorme y diverso cuerpo rocoso con una abundante cantidad de agua. Pero es que esos dos componentes, piedra y agua líquida, son precisamente los que nos permiten estar hoy aquí hablando sobre esto, motivo por el cual la perífrasis me parece una buena síntesis de todo lo que somos y lo que nos rodea.
Hablemos de la roca. No todos los planetas son rocosos; en nuestro Sistema Solar se limitan, además del nuestro, a Mercurio, Venus y Marte. El resto son planetas gaseosos, un concepto nada intuitivo. El gas es algo que habitualmente no podemos ver; ¿cómo puede formar una gran bola visible? Y la típica pregunta casi del Trivial: en un planeta gaseoso, ¿hay superficie? ¿Se puede vivir sobre él? ¿Aterrizar sobre él? ¿O lo atravesaríamos hasta llegar al otro lado?
Respecto a lo primero, se trata de una cuestión de gravedad. Lo que mantiene a un planeta unido sin que su material se disperse por el espacio es la fuerza gravitatoria de su masa; los gases también tienen masa. Y lo que impide que se colapse (esta es una traducción literal del inglés que no es académicamente correcta, pero sí intuitiva) sobre sí mismo es el gradiente de presión, que compensa la fuerza gravitatoria. El resultado de la compensación es lo que se conoce como equilibrio hidrostático, y es el responsable de que los planetas sean aproximadamente esféricos, ya que esta es la forma más estable.
Sobre lo segundo, no es posible aterrizar sobre un planeta gaseoso, a menos que tenga un núcleo sólido. Pero incluso en este caso, en la profundidad del núcleo la presión y la temperatura son tan extremas que ningún objeto o ser vivo podría llegar indemne hasta allí. En 1995, la misión Galileo de la NASA lanzó contra Júpiter una sonda que aguantó una temperatura de 15.500 ºC y perdió la mitad de su masa antes de acabar aplastada por la presión como el envoltorio de un polvorón. Años después, en 2003, la propia nave fue estrellada deliberadamente contra el planeta una vez concluido su cometido, para evitar que una colisión incontrolada pudiera contaminar alguna de las lunas.
Así pues, en un planeta como Júpiter no podría surgir vida arrastrándose sobre el sustrato, como ocurrió en la Tierra. Pero al igual que aquí conocemos organismos pelágicos, que pasan sus vidas en la columna de agua del océano sin apenas tocar tierra, o aves como los vencejos, que jamás se posan en el suelo, ¿no sería posible que la atmósfera de un planeta gaseoso albergara formas de vida flotantes, que nacieran, vivieran y murieran suspendidas en el gas?
Esto fue precisamente lo que en 1976 propusieron el astrofísico y divulgador Carl Sagan y su colega Edwin Salpeterun hipotético ecosistema en Júpiter en el que vivirían seres del tamaño de ciudades con forma de medusa llamados flotantes, junto con sus depredadores, los cazadores. Este precioso experimento mental de Sagan y Salpeter, recreado en este vídeo de la serie Cosmos, fue refutado años después cuando se descubrió que los nutrientes necesarios serían arrastrados hacia niveles inferiores de la atmósfera donde la presión sería demasiado alta para permitir la vida. Hoy muchos científicos aventuran que solo en un planeta rocoso hay posibilidades de que lleguen a desarrollarse organismos complejos. Así pues, debemos parte de nuestra existencia al hecho de pisar roca.

Insisto en esto último: pisar roca. Los humanos estamos adaptados a habitar solo la cara aérea de toda la masa del planeta. Somos seres superficiales, en sentido literal. Durante siglos se barajó la hipótesis de la Tierra Hueca, según la cual en el interior de nuestro mundo existían capas concéntricas de roca separadas unas de otras y que permitían alojar vida para nosotros desconocida. Incluso Edgar Allan Poe se apuntó a la teoría, y Jules Verne fantaseó sobre ella en su Viaje al centro de la Tierra. Hoy sabemos que las presiones y las temperaturas en el interior del planeta hacen insostenible la vida.
¿O no?
En los últimos años ha venido creciendo la investigación sobre la biodiversidad oculta que bulle debajo de nosotros y que es inmensa, tanto que sus cifras marean. Esta semana la revista Nature ha publicado una revisión sobre la vida del suelo y su importancia en la regulación de los ecosistemas terrestres. Según recogen Richard D. Bardgett y Wim H. van der Putten, de las Universidades de Manchester (Reino Unido) y Wageningen (Países Bajos) respectivamente, en cada centímetro cúbico de suelo hay entre 4.000 y 20.000 millones de bacterias. Otros expertos han esgrimido comparaciones que nos ayudan a apreciar las magnitudes. Hay 100 millones más bacterias en los océanos que estrellas en el universo. El número de especies bacterianas en una cucharada de suelo excedería el número total de especies de plantas en un país como Estados Unidos. En un comunicado, Bardgett afirma: “El suelo bajo nuestros pies sin duda representa el lugar más diverso de la Tierra. Las comunidades del suelo son extremadamente complejas, con literalmente millones de especies y miles de millones de organismos individuales en una sola pradera o bosque, desde bacterias microscópicas y hongos hasta organismos mayores como lombrices, hormigas y topos. A pesar de esta profusión de vida, la investigación ha desatendido el mundo subterráneo durante mucho tiempo”. Y añade: “La investigación reciente sobre la biodiversidad del suelo ha revelado que las comunidades del subsuelo no solo juegan un papel principal en dar forma a la biodiversidad de las plantas y al funcionamiento de los ecosistemas, sino que también pueden determinar cómo responden a los cambios ambientales”.
El gusano nematodo 'Halicephalobus mephisto', hallado a 3.600 metros de profundidad en una mina, es el organismo multicelular conocido que vive a mayor profundidad bajo el suelo. Imagen de Universidad de Gante / Gaetan Borgonie.
El gusano nematodo ‘Halicephalobus mephisto’, hallado a 3.600 metros de profundidad en una mina, es el organismo multicelular conocido que vive a mayor distancia de la superficie. Imagen de Universidad de Gante / Gaetan Borgonie.
Pero aún mucho más allá de la profundidad a la que podemos llegar con una pala, sigue habiendo un mundo vivo: un gusanito de medio milímetro llamado Halicephalobus mephisto, como el demonio, se ha encontrado a 3.600 metros de profundidad, y en el subsuelo oceánico viven bacterias bajo 1.700 metros de agua y 1.391 metros de corteza terrestre. Aún más: se han hallado posibles rastros de vida en rocas que un día estuvieron a 20 kilómetros bajo la superficie terrestre. Aún no sabemos cuál es el límite de la profundidad a la que puede o ha podido llegar la vida en este planeta. El conocimiento de esta biodiversidad en la sombra resulta desesperadamente inabarcable e inaccesible; aún es prácticamente un capítulo en blanco en el libro de la ciencia.
Algo que tenemos en común todos los seres vivos terrestres es que estamos hechos del mismo material. Somos roca, roca blanda y orgánica. Somos andamios de carbono con minerales pegados. Suele resumirse en que somos CHONPS (ya he dicho aquí que me gusta más SPONCH, aunque el mío no respeta el orden de proporciones); es decir, carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre. Estamos formados por átomos que antes de nuestra existencia eran un río, o un dinosaurio, o un guerrero mongol, o Frank Sinatra, o una montaña. Somos puro producto de reciclaje terrestre. Por mucho que las compañías de bebidas isotónicas nos amenacen con quedarnos sin minerales si no consumimos sus productos, o las de agua mineral con saturarnos de ellos si no tomamos lo que nos venden, lo cierto es que nuestro cuerpo sabe muy bien qué hacer con los compuestos que precisamos y los que nos sobran. Nos repartimos los minerales con las rocas de nuestra casa, tomamos de ellas los que necesitamos y devolvemos los que no nos hacen falta. Este gran secreto de la naturaleza se llama homeostasis, y funciona aunque no lo conozcamos. Y hasta ahora nos ha ido bien así.
Vayamos ahora al agua: ese intercambio puede producirse gracias a que también somos agua en un mundo de agua, y en el agua es como se deslizan los materiales que nos dan forma. Cierto que el agua permea todo el planeta, pero fijémonos solo en lo más visible. Desde nuestra perspectiva como seres superficiales y cortos de vista, el planeta Tierra es en realidad un planeta Agua, unas cuantas islas dispersas y perdidas sobre un mural de enormes océanos. Se diría que, ante la inmensidad y la casi insondable profundidad de los mares,hablar de una roca mojada parece confundir los términos, y que más bien deberíamos decir que vivimos en un charco espolvoreado de arena.
Pero no es así; también somos superficiales en un sentido no tan literal. Hagamos una sencilla cuenta. El diámetro de la Tierra es de unos 12.700 kilómetros, con el redondeo. El grosor de la corteza terrestre es de entre 5 y 50 kilómetros. Veamos qué sucede si reducimos la Tierra al tamaño de una manzana de, digamos, diez centímetros de diámetro. Resulta así que la corteza terrestre, en lugares como las regiones montañosas donde es más gruesa, a la escala de la manzana apenas tendría un espesor de 0,4 milímetros. Se suele comparar la corteza terrestre a la cáscara de una naranja, pero es una tremenda exageración; la realidad está más próxima a la piel de la manzana. Y en cuanto a los mares, incluso la fosa oceánica más profunda, la de las Marianas con sus 11 kilómetros, en la manzana solo equivale a 0,08 milímetros de espesor de agua; menos de la décima parte de un milímetro. Una fínisima pátina. No vivimos en el planeta Agua, sino en una manzana ligeramente humedecida. Así es este pálido punto azul, esta madre Tierra, esta canica azul, este cochino mundo. Esta roca mojada.
Fuente:
http://blogs.20minutos.es/ciencias-mixtas

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Luis García Montero

Ahora sé
que en aquella ciudad deshabitada
la gente andaba triste,
con una soledad definitiva
llena de abrigos largos y paraguas.










Lo que sigue no es una reseña, sino una antología de frases extraídas de Un velero bergantín. Defensa de la literatura, de Luis García Montero, editado por Visor.

Como toda selección, tiene mucho de personal, quién sabe si también de arbitraria. Deja fuera un aspecto esencial de este libro singular que constituye una declaración de amor a la literatura y a la enseñanza por parte de un autor, tan apasionado por la una como por la otra y consciente —como comprometido militante contra la injusticia— de su intrínseco valor social. Está ausente el homenaje del autor, en forma de crítica literaria, a escritores (sobre todo poetas) que le han dejado huella, desde el Espronceda de La canción del pirata —de donde extrajo el título de la obra— a García Lorca, Gil de Biedma, Cernuda, Machado, Francisco Brines, Pedro Salinas o Juan Ramón Jiménez.

Fuente: http://blogs.publico.es/luis-matias-lopez/









20 VERDADES SOBRE LITERATURA

1.- “La lectura nos enseña a ponernos en el lugar del otro, pero no deja al otro sin lugar”.


2.- “Declaro mi fe en el poder simbólico de los libros y la lectura entendida como un pacto entre el autor y el lector”.


3.- “Es una desgracia que los ministerios de Educación estén tan interesados en identificar el éxito con el lado carnívoro y avaricioso del ser humano, en vez de cultivar la imaginación moral que nos ayuda a comprender el dolor ajeno”.


4.- “El verso libre es una reivindicación del oficio como compromiso humano con la sociedad (…) y reconoce una dimensión social de la palabra libertad (…). Un soneto se improvisa en cinco minutos. Tener voz propia cuesta una vida”.


5.- “Escribir es ajustar cuentas con la realidad”.


6.- “Somos creadores porque hemos sido lectores, y somos lectores porque necesitamos crear”.


7.- “El libro es un espacio público que facilita el encuentro entre las conciencias del autor y el lector”.


8.- “La ficción nació cuando el ser humano dejó de creer en los milagros”.

9.- “Los escritores dejaron de trabajar para los lectores, buscaron el aplauso gremial de otros escritores y sacrificaron la imaginación moral de la literatura”.


10.- “Ser profesor es algo más que sentirse más listo o más informado que los alumnos. Ser filólogo es algo más que aprender a elaborar una nota a pie de página. Tener trabajo no es lo mismo que tener un oficio”.


11.- “La sociedad democrática, junto a la ciencia y la técnica, necesita las humanidades si quiere decir unas palabras sobre el futuro al margen de las leyes sometidas al cieno”.


12.- “Quedó fuera de lugar el respeto a la emoción de la lectura (…). Quedó fuera de lugar en la sabiduría el sentido de la libertad y la historia”.


13.- “Conviene que el autor esté presente en el espacio público, que justifique sus palabras y su comportamiento, pero saber borrarse es tan importante como estar, ya que una presencia excesiva, multitudinaria, del propio yo dejaría sin aire al lector”.


14.- “La socialización, el proceso que ajusta la conciencia a la realidad de un mundo, no se produce hoy en un colegio o en un instituto, y mucho menos en la Universidad, sino en espacios como la televisión o las redes sociales, más proclives a la manipulación”.


15.- “Entre el alumno y el profesor se da un viaje continuo de ida y vuelta muy parecido al que se provoca entre el autor y el lector”.


16.- “Escribir es amar”.


17.- “La democracia es una palabra inútil si se separa de la libertad social de los individuos. La política se convierte en una farsa si no aspira de manera prioritaria a reparar las injusticias reales. Las leyes son meros protocolos de cinismo si no se comprometen con la justicia y con la igualdad”.


18.- “Los tiempos de descrédito son una invitación a la parálisis. Volver al relato, a la ilusión, a la historia es regresar a la decisión, reclamar la soberanía ante las máscaras del poder. Y en la recuperación del relato nos espera la literatura”.


19.- “No se trata de que la literatura sea para mí más importante que la vida. Sólo ocurre que la literatura forma una parte decisiva de mi vida, o que la literatura es vida, pura vida”.


20.- “Más que poseer la verdad, las palabras deben aspirar a no mentir, a no engañar o engañarse, a no cerrar los ojos ante lo que pasa en favor de una consigna política o un negocio”.


                             

DECÁLOGO SOBRE POESÍA

1.- “La temperatura del hecho poético es la admiración”.


2.- “La personalidad no nace del milagro de inventar mundos de la nada, sino de la admiración que nos permite elegir las influencias convenientes”.


3.- “La poesía es un ejercicio de hospitalidad”.


4.- “El oficio poético no se caracteriza por sentir, sino por crear efectos”.


5.- “No es verdad que en poesía sean lo mismo el fondo y la forma”.


6.- “Llamamos verdad a la música del poema”.


7.- “La verdad no es un punto de partida, sino de llegada”.


8.- “Elegir las palabras es una forma de cuidar y de cuidarse”.


9.- “Los dos peligros principales de la poesía son el patetismo y la pedantería”.


10.- “La poesía radicaliza la dimensión moral que tiene el arte”.




Una vez dijo amor. 
Se poblaron sus labios de ceniza.



Fotografías: Danieladrián

martes, 18 de noviembre de 2014

jueves, 6 de noviembre de 2014

Diez y ocho mil muertes gratuitas por día

CONTRATAPA  http://www.pagina12.com.ar

Muertes gratuitas  18.000 POR DIA



 Por Bernardo Kliksberg *

Diariamente perecen 18.000 niños, más de 6 millones por año por causas totalmente evitables. Son muertes gratuitas. Las tres causas principales son la desnutrición, que los coloca en extrema vulnerabilidad; la falta de agua potable, con la consiguiente ingestión de agua contaminada, y la ausencia de instalaciones sanitarias. Pasan hambre 842 millones de personas, en un mundo que produce alimentos que podrían abastecer a una población muy superior a la actual. Más de 700 millones no tienen acceso a agua potable y 1000 millones de personas hacen sus necesidades a cielo abierto.
Las tres causales se refuerzan mutuamente. Una reciente investigación en la India, que tiene más de un 40 por ciento de niños desnutridos, exploró un enigma. Algunas políticas sociales hicieron llegar alimentos a niños desnutridos. Cuando se los comparó con otros desnutridos que no los recibieron, se comprobó que todos estaban igual. Una razón central fue que el 50 por ciento de la población se ve obligada a hacer sus deposiciones a cielo abierto por la dramática carencia de instalaciones sanitarias. El nivel de contaminación produce infecciones bacterianas repetidas en los niños. Ellas dañan significativamente su aparato digestivo, que no puede metabolizar los alimentos.
Por otra parte, según Unicef, la ingestión repetida de agua contaminada lleva a que los niños con diarrea se debiliten y puedan contraer neumonía y otras enfermedades graves. Asimismo, puede producir un daño cognoscitivo permanente.
Una de las desigualdades más groseras es el acceso al agua. Según la ONU, una persona debe poder contar con un mínimo de 20 litros de agua diarios. Se estima que más de 1000 millones tienen menos de 5 litros diarios. En los países desarrollados se consumen 400 litros diarios per cápita.
La alimentación de los niños en los primeros 1000 días de vida es crucial para toda su existencia.
Si carecen de algunos de los micronutrientes necesarios, contraerán enfermedades agudas.
Amartya Sen realizó una constatación sorprendente (ver Amartya Sen/Bernardo Kliksberg, Primero la Gente). Encontró que reconstruyendo las series estadísticas sobre esperanza de vida en Inglaterra en el siglo XX, el período en que mejoraron fue la Segunda Guerra. El país tuvo que racionar alimentos y distribuirlos equitativamente. Ello mejoró el nivel nutricional promedio.
Alimentación, agua segura, instalaciones sanitarias, deberían ser derechos básicos totalmente garantizados para todos los habitantes del planeta. No lo son. Matan niños, silenciosamente. En mayor escala que ninguna guerra.

Atando cabos

Las grandes discusiones sobre las alternativas de modelos económicos y sociales están envueltas para la ciudadanía con frecuencia en una bruma. Están plagadas de mitos, falacias, coartadas, argumentos justificatorios, racionalizaciones que en definitiva impiden “atar cabos”, conectar efectos con causas y poder identificar lo que es más conveniente para el bienestar colectivo.
Uno de los temas donde se observa con mayor fuerza el esfuerzo sistemático para que la gente “no ate cabos” es el de las conexiones entre pobreza y desigualdad.
Se explica. Cómo justificar la actual explosión de desigualdades, que ha llevado a niveles escandalosos las brechas de ingresos, activos, acceso a educación y salud.
El 1 por ciento más rico ya domina más del 50 por ciento del producto bruto mundial. A su interior, una porción ínfima, 86 personas, tiene más que los 3500 millones personas de menores recursos del mundo.
Los muy ricos, según describen los informes de bancos suizos, cuando desean que su dentista los vea, adquieren sus servicios en exclusividad, y le mandan un avión esté donde esté. Un príncipe saudita se compró un Boeing para 300 pasajeros para su uso personal. En él instaló un trono, para que la servidumbre y los familiares que viajen con él le rindan homenaje permanente.
Hay una ofensiva de think tanks sobre la idea de que riqueza y pobreza no tienen vasos conectores.
Los que son muy ricos es por mérito propio. Los que quedaron abajo es un problema totalmente diferente. Se debe a sus características personales, su falta de iniciativa, su indolencia, o a las de su familia, que no hizo lo suficiente para darles educación.
Si la ciudadanía no ata cabos, las grandes disparidades quedan legitimidas. Entre otras, la brillante senadora Elizabeth Warren, nueva estrella intelectual del Partido Demócrata (la profesora de Harvard que preparó la ley de regulación financiera después de la crisis del 2008/9 y que ocupa la banca que perteneció a Edward Kennedy), insiste dirigiéndose a los más ricos sobre esas conexiones. Su argumentación es: a ustedes les ha ido muy bien, pero la inmensa mayoría tenemos mucho que ver con eso. Sus empresas existen y rinden grandes beneficios porque el pueblo americano construyó con sus impuestos los puentes, los caminos, la infraestructura, las escuelas donde se formaron sus operarios y muchas otras cosas. El Premio Nobel de Economía Robert Solow es muy directo. Dice que detrás de la disparada de las desigualdades están la destrucción del movimiento sindical que ha dejado a los trabajadores sin protección, el desmantelamiento de la legislación social y los sueldos muy bajos. Como lo demostró Thomas Piketty, desde 1970 la participación del capital en el producto crece y la de los asalariados baja sistemáticamente.
Sueldos bajos, precarización de los trabajos, outsourcing, situaciones monopólicas, elusión de impuestos a través de declarar las ganancias en paraísos fiscales, auge de la especulación financiera, son algunas de las bases del crecimiento casi exponencial de las fortunas del 1 por ciento.
La contracara son las grandes masas de trabajadores con ingresos que los colocan por debajo de la pobreza, los precios en ascenso de los bienes básicos, la fiscalidad regresiva, la incertidumbre laboral severa ante la flexibilización de los mercados laborales.
La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellan, alertó recientemente sobre las desigualdades y sus efectos corrosivos. Señaló que, mientras el financiamiento público para educación temprana no ha crecido desde la recesión, el costo de la educación superior siguió aumentando. Eso hará más difícil para los jóvenes pobres llegar a las universidades. También subrayó la caída en la formación de pymes.
No es que en el mundo hay pobreza y hay desigualdad. Una causa eje, no exclusiva pero muy central de la pobreza, es la desigualdad.
Costaría 0,25 centavos de dólar diario darle a un niño desnutrido una taza de micronutrientes con todos los que necesita. Con aproximadamente 540 millones de dólares se podría dar esos nutrientes a los 6 millones de niños que mueren anualmente por males de la pobreza. Esto significa una cuarta parte de lo que cada uno de los 300 más ricos ganaron en el 2013.
El papa Francisco puso los puntos sobre las íes sobre esas conexiones. Señaló (2/10/14): “En los Estados más ricos la globalización aumentó el abismo entre los grupos sociales creando más desigualdad y nueva pobreza”.
* Ver :  El Informe Kliksberg. El otro me importa (Encuentro), que termina de ser nominado por la Academia para el Premio Emmy Internacional (categoría Arte).

sábado, 1 de noviembre de 2014

Enlaces cine gratis


Guarde este enlace, le lleva a miles de películas


En este post voy a listar todos los sitios que conozco que ofrecen (gratuita y legalmente) películas, documentales, charlas, etc etc. Algunos ya los conocéis, ya que aparecen en este post que publicamos hace tiempo. Con todo, debo decir que es francamente difícil crear un listado de este tipo, ya que la oferta no es muy excesiva que digamos (he descartado un par de webs de pelis en dominio público, por ser redundantes). De verdad que me gustaría disponer de más webs de cine gratuito online de calidad, pero esto es lo que hay… ya sabéis que aceptamos sugerencias, siempre y cuando no haya problemas de copyright. Esto es lo que tenemos:




1) Cinépata: Cientos de películas latinoamericanas independientes para ver gratis online.
2) Snagfilms: Nada menos que 10.000 trabajos gratuitos (documentales, películas de festival, películas clásicas de culto… ) disponibles en esta web.
3) Películas gratuitas en Open Culture : Nada menos que un listado con 700 películas, con grandes títulos clásicos tales como Cyrano De Bergerac (1950), Fists of Fury (¡¡Bruce Lee!!, 1971), Meet John Doe (del director Frank Capra, 1941), Moby Dick (1956), etc.
4) 200 clásicos del cine ruso en youtube : 200 clásicos del cine ruso (de la productora Mosfilm).
5) Películas gratis de la productora Hammer en Youtube : La mítica productora Hammer, especializada en cine de terror y misterio, abre un canal en youtube donde podremos ver gratuitamente títulos (en alta calidad, además) como El experimento del Dr. Quatermass o La Maldición de Frankenstein, entre otros muchos.
6) Películas gratis de la productora Troma en Youtube : La productora independiente Troma (especialista en producciones cinematográficas de serie Z… “El vengador tóxico”, p.e) ha colgado durante los últimos meses 150 títulos en youtube…
7) Film Festival: Documentales gratuitos online de temática social: Para ver principalmente documentales gratis, en distintos idiomas, de distintos países, subidos por los cineastas… está el Festival en línea, sin publicidad.
8) Somos documentales: Si os gustan los documentales os vais a poner las botas con la nueva web lanzada por TVE, Somos Documentales. Más de 5.000 títulos para ver online, nada menos.
9) Zero Dollar Movies: Zero Dollar Movies es una web que facilita enormemente la tarea de localizar películas en Youtube: Nada menos que 15.000 films indexados y organizados según diferentes criterios (idioma, título, año… ), mayormente de dominio público.
10) TED: TED, organización sin ánimo de lucro dedicada a las “ideas que merece la pena difundir”, ofrece un buen número de vídeos gratuitos de conferencias de algunos de los pensadores y emprendedores más importantes del mundo.
11) Creative Commons: Lista de películas disponibles bajo la licencia de “Creative Commons”.
12) Free Documentaries.Org: Documentales subversivos y muy polémicos.
13) Freedocumentary.tv: Casi 6.000 documentales gratuitos listados en este sitio. En crecimiento…
14) Classic Cinema Online : cientos de películas clásicas de dominio público a vuestra disposición.
15) Dibujos animados de dominio público: Canal de youtube en el que ofrecen dibujos animados clásicos que han pasado al dominio público.
16) Películas en Archive.org : mogollón de films clásicos del S.XX, de comedia, cine negro, ciencia ficción y terror.
17) Public domain movies : se trata de un blog que obtiene y recopila películas de dominio público en Youtube.
18) Freemoviesonline.com : gran selección de producciones clásicas que no puedes perderte.
19) Publicdomainmovies.info: Excelente recopilación de films en dominio público organizadas en distintas categorías.
20) Películas gratis en Wuaki.tv : Wuaki.tv ofrece cine de pago por streaming, pero algunas pelis son gratuitas por gentileza de cierto banco español.

sindinero,org

http://insurgente.org/index.php/mas-noticias/cultura/item/13885-guarde-este-enlace-le-lleva-a-miles-de-pel%C3%ADculas