Vistas a la página totales

domingo, 30 de septiembre de 2012

TEMPESTAD BOB DYLAN




Tempest by Bob Dylan on Grooveshark

Tempestad 

La luna pálida se levantó en su gloria 
Sobre la ciudad occidental 
Ella contó una historia triste, muy triste 
De la gran nave que se hundió. 

Era el día catorce de abril 
Sobre las olas ella montaba 
Navegando hacia el mañana 
A una edad de oro anunciada. 

La noche brillaba con la luz de las estrellas 
El mar estaba picado y claro 
Moviéndose a través de las sombras 
La hora prometida estaba cerca. 

Las luces se mantenían firmes 
Deslizándose sobre la espuma 
Todos los señores y señoras 
Rumbo a su hogar eterno. 

Las arañas se balanceaban 
Desde las balaustradas superiores 
La orquesta estaba tocando 
Canciones de amor perdido. 

El vigilante, yacía soñando 
A medida que los bailarines de salón danzaban 
Soñó que el Titanic se hundía 
En el inframundo. 

Leo tomó su cuaderno de dibujo 
Él era a menudo tan dispuesto 
Cerró los ojos y pintó 
El paisaje en su mente. 

Cupido golpeó su pecho 
Y lo rompió con un chasquido 
Sobre la mujer más cercana 
Él cayó en su regazo. 

Oyó una fuerte conmoción 
Algo sonaba mal 
Su espíritu interior le decía 
Que no podía permanecer mucho tiempo allí. 

Se tambaleó hasta el alcázar 
No hay tiempo ahora para dormir 
El agua en el alcázar 
Ya tenía tres pies de profundidad. 

La chimenea estaba inclinada hacia un lado 
Sus pies pesados comenzaron a latir 
Entró en el torbellino 
El cielo se dividió a su alrededor. 

El barco se hundía 
El universo se abrió de par en par 
Se pasó lista en las alturas 
Los ángeles se apartaron. 

Las luces al final del pasillo 
Parpadeando oscuras y sin brillo 
Los cadáveres ya flotando 
En el casco de doble fondo. 

Los motores luego explotaron 
Las hélices, fallaron en arrancar 
Las calderas sobrecargadas 
La proa del barco se abrió. 

Los pasajeros volaban 
Hacia atrás, hacia adelante, lejos y rápido 
Murmuraban, se caían, y se volteaban 
Cada uno más cansado que el anterior. 

El velo fue desgarrado 
Entre la hora doce y la una 
Ningún cambio, ninguna maravilla repentina 
Podría deshacer lo que estaba pasando. 

El vigilante yacía allí soñando 
A cuarenta y cinco grados 
Soñó que el Titanic se hundía 
Cayendo de rodillas. 

Wellington, estaba durmiendo 
Su cama empezó a deslizarse 
Su corazón valiente latía 
Empujó a un lado las tablas. 

Vasos de cristal rotos 
Yacían esparcidos por rededor 
Él ciñó sus dos pistolas 
¿Cuánto tiempo podría aguantar? 

Sus hombres y sus compañeros 
No pudo encontrar por ningún lado 
En silencio, entonces, esperó a que 
El tiempo y el espacio intervenieran. 

El corredor era estrecho 
Había oscuridad en el aire 
Él vio todo tipo de dolor 
Y oyó voces por todas partes. 

Las alarmas estaban sonando 
Para detener la creciente marea 
Amigos y amantes aferrados 
Unos a otros, lado a lado. 

Las madres y sus hijas 
Descendiendo por las escaleras 
Saltaron en las aguas heladas 
El Amor y la Compasión enviaron sus oraciones. 

El rico señor Astor 
Besó a su esposa querida 
No tenía forma de saber 
Que ese sería el último viaje de su vida. 

Calvin, Blake y Winston 
Apostaron en la oscuridad 
Ninguno de ellos jamás llegaría a vivir 
Para contar la historia o desembarcar. 

El hermano se levantó contra el hermano 
En cada circunstancia 
Lucharon y se masacraron el uno al otro 
En una danza mortal. 

Bajaron los botes salvavidas 
Desde el accidente de naufragio 
Había traidores, había tránsfugas 
Espaldas rotas y cuellos rotos. 

El obispo salió de su cabina 
Para ayudar a todos los necesitados 
Volvió los ojos hacia el cielo 
Dijo "los pobres son tuyos ahora para alimentar”. 

David, el dueño del burdel, 
Salió, despidió a sus chicas 
Vio el agua haciéndose profunda 
Vio a su mundo cambiar. 

Jim Dandy sonrió 
Él nunca había aprendido a nadar 
Vio el pequeño niño lisiado 
Y le dio su asiento a él. 

Vio la luz de las estrellas brillando 
Parpadeando desde el este 
La muerte estaba en el alboroto 
Pero su corazón estaba ahora en paz. 

Aseguraron las escotillas 
Pero las escotillas no aguantarían 
Se ahogaron en la escalera 
De bronce y oro pulido. 

Leo dijo a Cleo 
“Creo que me estoy volviendo loco” 
Pero él ya había perdido su mente 
Si es que realmente tenía alguna. 

Trató de bloquear la puerta 
Para salvar a otros de cualquier daño 
La sangre de una herida abierta 
Corría por su brazo. 

Los pétalos caían de las flores 
Hasta que todos desaparecieron 
En las largas y terribles horas 
La maldición del brujo continuó. 

El anfitrión se estaba sirviendo coñac 
Iba bajando despacio 
Permaneció allí hasta el final, 
Fue el último en irse. 

Hubo muchos, muchos otros 
Ya sin nombre, para siempre 
Nunca habían navegado el océano 
O había dejado sus casas antes. 

El vigilante, yacía soñando 
El daño ya estaba hecho 
Soñó que el Titanic se hundía 
Y trató de decirle a alguien. 

El capitán, apenas respirando 
De rodillas ante el timón 
Por encima de él y debajo de él 
Cincuenta mil toneladas de acero. 

Miró a su brújula 
Y allí observó su propia cara 
La aguja apuntando hacia abajo 
Sabía que había perdido la carrera. 

En la iluminación oscura 
Recordó los años pasados 
Leyó el libro de Apocalipsis 
Y llenó su copa de lágrimas. 

Cuando la tarea del segador había terminado 
Mil seiscientos habían ido a descansar 
El bueno, el malo, el rico, el pobre 
La más bella y la mejor. 

Ellos esperaban en tierra 
Y trataron de entender 
Pero no hay entendimiento 
Sobre el juicio de la mano de Dios. 

Las noticias corrieron sobre los cables 
Y golpearon con fuerza letal 
El amor había perdido su fuego 
Todas las cosas habían seguido su curso. 

El vigilante yacía soñando 
De todas las cosas que pueden ser 
Soñó que el Titanic se hundía 
En el mar azul profundo. 


Todas las letras y traducción, detalles del CD:

http://www.taringa.net/posts/info/15530284/Bob-Dylan---Tempest-_Nuevo-Disco-2012_-_Letras-_-Info_.html

Roll on John - Bob Dylan




Roll on John by Bob Dylan on Grooveshark



Brilla tu luz
Te quemas tan brillante


Scarlet Town Canción de Bob Dylan en Tempest Ciudad Escarlata

Scarlet Town by Bob Dylan on Grooveshark



Letra traducida

En Ciudad Escarlata, donde nací 
Hay hojas de hiedra y espinas de plata
Las calles tienen nombres que no pueden ser pronunciados 
El oro se ha reducido a cuarta parte de una onza 
La música comienza y la gente se balancea
Todo el mundo dice: "¿Vas por mi camino?"
Tío Tom seguía trabajando para el tío Bill
Ciudad Escarlata está bajo la colina. 

Ciudad Escarlata en el mes de mayo
El dulce William yace en su lecho de muerte
La Señora María al lado de su cama
Besando su rostro y recitando oraciones en su cabeza
Tan valiente y verdadero, tan gentil
Voy a llorar por él, como el lloraría por mi.
Little Boy Blue ven a soplar tu trompeta
En Ciudad Escarlata, donde nací.

En Ciudad Escarlata, en las cálidas horas del mediodía,
Hay sombras de hojas de palma y flores esparcidas,
Mendigos en cuclillas, en la puerta,
La ayuda viene, pero llega demasiado tarde.
Por losas de mármol, y en campos de piedra,
Haces conocer tus más humildes deseos,
Toqué la prenda, pero el ruedo se rasgó
En Ciudad Escarlata, donde yo nací.

En Ciudad Escarlata, el fin está cerca
Las Siete Maravillas del Mundo están aquí
El mal y el bien conviven lado a lado
Todas las formas humanas parecen ser glorificadas 
Pon tu corazón en una bandeja y ve a quién va a morder
Descubre quién te sostendrá y te dará un beso de buenas noches
Hay bosques de nogal y arce
En Ciudad Escarlata llorar no sirve de nada.

En Ciudad Escarlata, luchas contra los enemigos de tupadre 
Arriba en la colina, sopla un viento frío
Luchas contra ellos duramente y resistes
Luchas contra ellos con whisky, ginebra y morfina
Tienes unas piernas que pueden volver locos a los hombres
Hay un montón de cosas que no hicimos que hubiera deseado hacer
En Ciudad Escarlata, el cielo está despejado
Le pides a Dios que puedas quedarte aquí.

Prepáralos Joe, toca "Walkin' the Floor"
Tócala para mi puta drogadicta de pechos planos
Me voy a quedar hasta tarde, estoy haciendo las paces
Mientras sonreímos, todo el cielo desciende
Si el amor es un pecado, entonces la belleza es un crimen
Todo las cosas son hermosas en su tiempo
El negro y el blanco, el amarillo y el marrón
Todo está allí, delante de ti, en Ciudad Escarlata.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Pobre Diabla ( TV Arg 1973)


HISTORIA DE LA TV ARGENTINA (DÉCADA DEL 70)
TELENOVELA: "POBRE DIABLA" (RECREACIÓN)
AÑO: 1973
AUTOR: ALBERTO MIGRÉ
CANAL: 13

IDEA Y TEXTO: CHRISTIAN ALEJANDRO FARAVELLI (HISTORIADOR Y ESPECIALISTA EN HISTORIA DE LA TV ARGENTINA) 

Protagonistas : Arnaldo André y Soledad Silveira


Chopin Concierto piano n1 op.11 ,1ºmov



La primera versión en You Tube correponde a la banda sonora de aquella novela
No tengo datos del intérprete. Era una costumbre ( excelente ) la de Migré, incluir
en sus novelas, muy populares por cierto, partecitas de mùsica "seria", o detalles de libros
-poemas, etc - que era su modo de acercar a los televidentes al arte 
a la cultura...
por entonces, incluyó relatos de " El Principito " - Saint Exupery
en la voz de los protagonistas
y aquel libro pasó a ser best seller en Arg.
Para quienes no conocen a Migré, es importante decir que en los años 76´-78´
en sus novelas de "amor" incluyó un tratamiento sobre situaciones políticas
durante la dictadura militar 
Una forma de visibilizar aquella terrible situación*
Rolando Rivas - Taxista ( personaje citado: Leonor Benedetto "viuda" de un  guerillero


Abajo; Goear - versión del original del Concierto Nro 1 de Federico Chopin




krystian zimerman
allegro maestoso











Arte : Didier Massard

martes, 25 de septiembre de 2012

Final - Paul Gerardy y Por la Vuelta -Horacio Molina


-Versión libre del poema de Paul Géraldy : " Final "
Grabado de entrecasa por Danieladrián
y...


      Quédate. ¡Ven! No escampa. Y en la calle hace frío.
                                             Quizá nos entendamos. Yo no sé de qué modo.
                                            Aunque han cambiado tanto tu corazón y el mío,
                                            tal vez al fin digamos: «¡No está perdido todo!»




                            
                          





Versión de " Por la Vuelta " -1937. Música: José Tinelli. Letra: Enrique Cadícamo

Canta :    Horacio Molina

domingo, 23 de septiembre de 2012

ArteRadio






À LA RIGUEUR
Rodolphe Burger chante la crise (2’19’’)
« Où est passé l'argent des pauvres »



À LA RIGUEUR
Rodolphe Burger chante la crise (2’19’’)
« Où est passé l'argent des pauvres »

Le Président l'a dit : c'est la crise, va falloir se serrer la ceinture, etc. Vieille rengaine, nouveau refrain. Invité en résidence à ARTE Radio, le chanteur Rodolphe Burger (Kat Onoma) a bien voulu interpréter notre traditionnelle chanson d'actualité. Qu'il en soit remercié pour les siècles (difficiles) à venir.
Enregistrement : 11 septembre 12
Réalisation : Samuel Hirsch & Léo Spiritof
Texte : Silvain Gire
Musique, guitare, casio, voix : Rodolphe Burger
[ ]
Ecouter également : 



 

Ya no es mágico el mundo




                                                                               




                                                                 1964 ( parte II )

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.

Hay tantas otras cosas en el mundo;

un instante cualquiera es más profundo

y diverso que el mar. La vida es corta


y aunque las horas son tan largas, una

oscura maravilla nos acecha,

la muerte, ese otro mar, esa otra flecha

que nos libra del sol y de la luna


y del amor. La dicha que me diste

y me quitaste debe ser borrada;

lo que era todo tiene que ser nada.


Sólo que me queda el goce de estar triste,

esa vana costumbre que me inclina

al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.






                                         Final de "El Enamorado "

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Sólo tú eres.  Tú ,  mi desventura.
Y mi ventura ,   inagotable y pura.

.
Jorge Luis Borges


Arte
Rob & Nick Carter
único Cibachrome con pintura sobre aluminio y enmarcado




sábado, 22 de septiembre de 2012

Primavera















Es el amor.






Tendré que ocultarme o que huir.





Es  el amor.

 Tendré que ocultarme o que huir.


Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. 


La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. 
¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, 
la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, 
la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes, 
los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño? 
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. 
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se 
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz. 
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. 
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles. 
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar. 
Ya los ejércitos me cercan, las hordas. 
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.) 
El nombre de una mujer me delata. 
Me duele una mujer en todo el cuerpo.








Jorge Luis Borges

Fotografías: Danieladrián