Páginas vistas en total

miércoles, 29 de abril de 2015

Felipe Clemente arrima




Arrima
Felipe Clemente y rima
La conversa  no escatima
Tiene el angel diligente
Tiene ese Don de gente
Con simpleza
No te miente
Y empieza :
Amigo
Las cosas estàn fuleras
Y esta gente desespera
Te digo
No es primavera
Y para colmo de males
El Sindicato me aprieta
No quieren soltar la teta
Estos son todos iguales
Los patrones me escatiman
Y me paran por un mes
Despuès
Si las cosas no terminan
Me hacen trepar con apuro
En algùn barco roñoso
Oscuro
Como de puro mañoso
Y no hacès la vertical
Con redes agujereadas
No te queda un decimal
La peleamos
Los muchachos
Y allà vamos
Embarcados en un tacho
La mar
Es mi ámbito natural
Yo voy soñando despierto
Y de nomàs estar
Me olvido de todo mal
La pesca ya no es como era
Hay intemperie abismal
Es depredaciòn  brutal
La vida es una quimera
Para el pescador que espera
Tendiendo ancho las redes
Como una cama de amor
Por si ese amor quiere
 y puede
Con ese mismo dulzor
Con esa torpe esperanza
Flacas caricias regresan
Tìmidas vienen y besan
Que  a la boca nunca alcanzan
Apenas saladas trepan
Las mojadas botas negras
Hasta el bolsillo nomàs
El costo que hay que pagar
Para no cargarse suegra
De estarse como uno màs
La mar es tàn caprichosa
Es una mujer fatal
Ningùn abrazo la atrapa
De pronto està muy mimosa
Ahì hay que tener cuidado
Se te enrieda sigilosa
Se acurruca y se te escapa
Te hace poner viento en popa
Se và sacando la ropa
Y vos soltàs las amarras
Soltàs al aire guitarras
Y el corazón que es de  estopa
 Enciende fuego y cigarras
 Espantando las gaviotas
Con un grito macho y zurdo
Pero ese amor es tàn curvo
Como el vino que no cesa
Te hace perder la cabeza
Y a la tormenta te entrega
Los ventarrones te arrastran
Con tu càscara de nuez
Allì perfila el gran pez
En las olas que contrastan
El verde se pone gris
El cielo desaparece
La red que trae las preces
Estalla como un tamìz
Que no retiene su carga
Asì es la tempestad de amarga
Y ezquiva la dicha del marinero
Asì es como viene primero
El temporal de la pena
Sin señales en el cielo
Sin un faro que acompaña
Borra tu nombre en la arena
Y te castiga con saña
Descorre del alma el velo
Hace girar el timòn
Rompe el altar de la eslora
Te descuaja la ilusiòn
Esa mujer te enamora
Y te rompe el corazón
El pescador mar adentro
No vuelve la vista atràs
Nò èste Felipe Clemente
Simple viril y tenàz
Acusa al Sol de insolente
Y a la Luna por su frialdad
Da su vida por la gente
Y sabe que no es por dar
Tiene  un sueño por  delante
Como la proa que va
Sabe que el camino cierto
Es el camino al andar
Y va Clemente Felipe
Caminos sobre la mar
El sabe que dios no existe
Que hay un Hombre al cual llegar

Amigo, sabes que mis versos incipientes solo nacen del amor que bebì en el pueblo donde nacimos. Ese es mi crèdito. Son escritos de un donante. Sin otra pretenciòn que llegar a un solo corazòn. ¡ Que se lleve el viento toda esa mierda de las vanidades ! …Y deje el paisaje claro del orìgen, de donde venimos !
Te quiero, siempre. Daniel.
Feliz cumpleaños!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario