Páginas vistas en total

viernes, 5 de junio de 2015

Terapia japonesa para estres

El estrés se ha convertido en un problema para miles de personas en todo el mundo, que sufren este trastorno como consecuencia de las múltiples tareas en el trabajo, las obligaciones en el hogar, los problemas personales, o las enfermedades, entre otros. A menudo, las personas con estrés no logran hacer bien sus actividades cotidianas y esto suele desencadenar en otros problemas de salud, tanto a nivel emocional como físico.




Actualmente existen muchas formas de combatir el estrés e impedir que se convierta en un problema para la vida. Es muy importante aprender a controlarlo desde que se siente por primera vez ya que, si no se le presta atención, se puede convertir en un trastorno crónico que se deberá combatir con más precaución, medicamentos y diferentes terapias.


Para que el estrés no te gane la batalla en tu día a día, hoy te queremos compartir una sencilla terapia japonesa que logra restablecer el equilibrio energético del cuerpo y aliviar dolencias físicas y emocionales.



¿En qué consiste esta terapia japonesa?



Para llevar a cabo esta terapia japonesa para combatir el estrés y relajarse, es necesario tener en cuenta que cada uno de los dedos de la mano representa un sentimiento o una actitud. Se sujeta cada uno de los dedos con la mano contraria, se ejerce una presión y se trabaja en la emoción que se desea eliminar.


Antes de pasar al siguiente dedo, se debe sentir que se está trabajando, sintiendo las palpitaciones cada vez más rítmicas. Para ello, ten en cuenta las emociones que representan cada uno de tus dedos:


  • Pulgar: Ayuda a combatir emociones, como la preocupación y los nervios.
  • Índice: Puede ayudar a combatir el miedo.
  • Corazón: Ayuda a controlar la rabia, la ira y la indignación.
  • Anular: Está relacionado con las emociones de tristeza y depresión. Ayuda en la toma de decisiones.
  • Meñique: Ayuda a calmar la ansiedad, aumenta el positivismo y aleja las pretensiones.




Esta técnica tan sencilla emplea varios conceptos de la medicina tradicional oriental, pero los integra en un método simple para que cualquier persona los pueda realizar en casa. Esta práctica japonesa es realmente extraordinaria, pues hace que la persona encuentre en los dedos de sus manos el equilibrio a nivel físico, mental e, incluso, espiritual. Gracias a esto,su práctica es una forma de autoconocimiento, relajación y armonización de cuerpo y mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario